La capital del aperitivo

Descubre los cincos bares de Madrid que te abrirán el apetito.

By Las Rozas Village

24 July 2020

La historia de las ciudades también pasa por su legado culinario: la riqueza de los alimentos de su tierra, locales centenarios convertidos en emblema y sus tradiciones gastronómicas. Y una de las más arraigadas en España, aclamadas en la capital y consagradas los fines de semana es el aperitivo. Etimológicamente procedente del verbo latín ‘aperire’ (abrir), su origen se remonta al siglo V aC cuando Hipócrates inventó una bebida a base de vino para reabrir el apetito. No fue hasta siglos más tarde, en el XVIII, que un predecesor del vermú en Italia empezó a instaurar este encuentro social que se ha convertido en estilo de vida en nuestro país. Tapear, la hora del vermú, ir de pinchos… diferentes palabras para definir ese instante mágico del día con tus amigos, el aperitivo. Para ir abriendo boca te proponemos una selección de establecimientos para saborearlo: tradicionales, saludables o con vistas espectaculares.

01

Bodega La Ardosa, el aperitivo castizo

Inconfundible fachada en rojo, en pleno corazón de Malasaña, con más de 100 años de historia y uno de los mejores pinchos de tortilla (sino el mejor) de Madrid. No hay guía de la capital en la que no aparezca la Bodega La Ardosa como representante del aperitivo de la ciudad y de la arquitectura del lugar. Desde 1892 sirviendo tapas y todo tipo de cervezas (fueron pioneros en importar cervezas internacionales en España) y vinos. Y es que Rafael Fernandez Bagena abrió este establecimiento para dar salida a sus vinos. De ahí el cartel en su entrada ‘Viñedos propios’. El imperio La Ardosa fue pasando de manos y de generaciones, con diferentes bodegas en la capital que se han ido reduciendo con los años. Lo que sí que se ha conservado es su delicioso salmorejo, sus originales croquetas de cecina e infinidad de tapas ‘castizas’ que maridan con una amplia cantidad de vinos, cervezas o incluso Vermut de Reus.

02

La Máquina de Jorge Juan para disfrutar del buen comer

En cada barrio de Madrid hay una calle abanderada de la gastronomía del lugar. En el de Salamanca esa es la de Jorge Juan, sobre todo de calle Serrano a Príncipe de Vergara. Rebosa gentío a cualquier hora, especialmente durante la del aperitivo. Y allí, en un restaurado palacete haciendo esquina con la calle Puigcerdá encontramos a La Máquina de Jorge Juan. Mesas altas, una barra elíptica, materiales nobles y un ambiente joven y divertido son la antesala de un una carta llena de raciones y tapas con productos de calidad y recetas tradicionales con un toque especial. Sticks de patata hojaldrada con salsa brava, ensaladilla rusa La Máquina, callos a la moda de Oviedo son algunas de sus especialidades (y delicias) para el aperitivo. Si te quedas con ganas de más, una escalera de hierro te guía hacia su restaurante, en el piso superior, donde podrás deleitarte con su conocido canelón XXL de asado con bechamel, mariscos o arroces.

03

Mama Campo, sostenible se mire por donde se mire

No se nos ocurre un mejor lugar para tomarse un aperitivo healthy que la terraza de Mama Campo. Y es que, además, este restaurante de gastronomía sostenible apuesta por los pequeños productores: el ‘salmorejo castizo’ está hecho con los tomates de David y el pan de Laura. Una carta, en su mayor parte de temporada, que pone cara a cada uno de sus agricultores, y en la que encontrarás opciones tradicionales como el bocata de calamares, el pincho de tortilla con huevos ecológicos o tiras de escalopines con huevos campestres y cervezas artesanas y ecológicas o uno de sus míticos, la tarta de queso a la antigua. El interior del local es un canto a la sostenibilidad, un espacio exquisitamente decorado con muchos materiales reciclados que juega con un total look blanco combinándolo con rafia y madera. Pero su preocupación por el planeta va más allá: desde sus uniformes de Ecoalf hasta la cocina eco green.

04

Un aperitivo en el séptimo cielo en Only You Atocha

Un tentempié desde las alturas siempre sabe mejor, o al menos es diferente. Desde el primer paso que damos en el hotel Only You Atocha ya vemos su carácter propio. Nos recibe una decoración distinguida y una espectacular columna llena de libros. Pero lo mejor nos espera siete pisos más arriba en su ático gastronómico Sép7ima donde aparte de brunchs, a veces Djs, y aperitivos; encontraremos un magnífico rooftop con vistas a Madrid. De inspiración marinera, puedes tomarte en él el aperitivo surcando la capital desde una cubierta de un barco. Si la compañía es grata puedes alargarlo hasta que se ponga el sol con maravillosos platos y sorprendentes cocktails.

05

Cristina Oria ¿aperitivo o apèro?

El aperitivo es una tradición muy arraigada en Madrid, especialmente los fines de semana, con tapas típicas españolas. Pero si lo dejamos en las manos de la chef Cristina Oria, no solo se convierte en un manjar sino que además se aliña con un exquisito toque francés: el galardonado foie mi-cuit con dos tipos de gelatinas, pan de pasas y nueces; la tabla de queso clarines caliente con confitura de higos; y combínalo con un vino dulce Chateau Violet-Lamothe 2015… Aunque no olvida los clásicos (revisitados) en su carta: croquetas de jamón de bellota o tortilla de patata con berenjena y aceite de trufa. Si estas delicatessen te abren el apetito, le sigue una amplia oferta gastronómica con delicias como el confit de pato con coulis de frambuesa, ensalada y puré de batata.